viernes, 19 de agosto de 2011

CARTAS DE POETAS, ESCRITORES, COMENTARISTAS, A JUANA

Para la Sita. Juana Cascardo, este soneto de fe y esperanza cristianos. 
Con mi saludo y  recuerdo Juan Bautista Devoto. 2/2/1982

CREPÚSCULO
Suben las oraciones hasta el cielo,
cánticos de los fieles y esperanza
alabando al Señor con la bonanza
del corazón pletórico, sin duelo.

El coro eleva un canto dulce y puro;
un río de flores cubre los altares
en tanto que los astros y los mares
trenzan su abrazo en milagroso muro.

Cuando la sombra de la Cruz se mece
el alma, plena de respeto, crece
con bendición divina, como huella
donde un ángel señala el buen camino.
La tarde toma un tono purpurino
y en la mano de Dios, duerme una estrella...

JUAN  BAUTISTA  DEVOTO
La Plata, en Verano...

Enero 5 de 1983
Juana:
Quisiera que pudieras medir la alegría que me has ocasionado con tu recuerdo. Cuando nos sentimos espiritualmente junto a alguien siempre nos cabe la pregunta: ¿podremos humanamente realizar ese vínculo, porque este mundo, Juana, está tan lleno de materializaciones imposibles o bien que como imposibles nos separan, en nuestro caso, ocupaciones, distancias y tiempo, siempre el tiempo. Por eso tu recuerdo me llenó de alegría, un mensaje poético como el tuyo ha sido de pronto un saludo de manantial de agua fresca.
Tu poema SIMULTICOSMOVISIÓN, ha encontrado en mi ese ECO que tu dices y resuena en mi oído como el canto de un alma hermana. Por otra parte me parece hermosísimo en su profunda filosofía vital y humana que tiene, al mismo tiempo que su universalidad. Es realmente hermosísimo y tu sabes que no son palabras las que digo sino sentimientos.
Tu recuerdo y tu poema me han hecho pensar que debiéramos encontrarnos. Yo te diré, hice este año un Taller de Poesía con Atilio Castelpoggi en la SADE. fue una experiencia muy enriquecedora para mí que necesitaba nutrirme de poseía pues comprendí que mi principal problema de rechazo de una voz poética que canta en mí a través de toda mi vida era el empobrecimiento de la soledad. Al conocer y entrar en el "mundo o más bien al verso poético", perdóname la metáfora, es la más cumplida: "he florecido".
El año próximo continuaré con Castelpoggi, Dios mediante.
Haremos invitaciones a poetas que como Tú ya están adelante en el camino, me encantaría que te acercaras y haré de puente. Por otra parte también quisiera que conocieras algunos de mis poemas  y tener tu opinión.
También posiblemente pueda ver (y esto se me ha dado indirectamente a la poesía misma) en una entrevista a Enrique Molina;  con el cual si logro lo que espero: una entrevista con Él, me encantaría también acercarte.
En fin como ves son varios los caminos que podemos intentar hacer.
No sé si guardas mi teléfono y si te agradaría visitarme aquí en mi casa, vivo con una hermana en Flores o si prefieres que Yo me acerque a tu ciudad que conozco poco.
En fin espero tus noticias
Si supieras cuánto me has ayudado en la única conversación que tuvimos en SADE, poéticamente te siento hermana y más ahora nos ha unido tu poema. Gracias. Y hasta siempre. MARIA ELENA DIOGRAZIA.